Phira
Calidad. Nuestro valor más preciado
POLÍTICA DE CALIDAD

Uno de los principales elementos que nos convierte en líderes del sector es nuestra política de calidad, enfocada a la obtención de productos con los máximos estándares mundiales. Para ello es imprescindible contar con un equipo de profesionales del más alto nivel, formados en los mejores centros, y con una actitud proactiva que ayuda a la consecución tanto de nuestros objetivos como la de nuestros clientes.


El Sistema de Gestión de la Calidad de PHIRA está basado en los requisitos de la Normativa ISO 9001.

DISEÑO DE MOLDE

En Phira queremos que las piezas que producimos sean al menos de la misma calidad que la del constructor. El diseño del molde determina los siguientes aspectos:


• Piezas suministradas bajo una misma referencia (molduras, tapas, refuerzos...).
• Interconexión con el resto de componentes del vehículo.
• Apariencia de la pieza montada.
• Tiempo de montaje.



Gracias a nuestro diseño y producción de moldes de alta calidad evitamos los siguientes problemas desde el origen:

• Adaptabilidad y aspecto: montaje y tiempos excesivos. Holguras demasiado grandes o pequeñas. Alineación incorrecta con el resto de componentes del vehículo. Líneas de estilo distorsionadas.
• Componentes: Los productos de baja calidad se caracterizan por la integración de componentes en el paragolpes, obteniendo el conjunto en un solo molde.


Las consecuencias de el uso de paragolpes de un solo molde pueden ser:


1. Obligación de cambiar todo el paragolpes cada vez, en lugar de sustituir únicamente el componente afectado, como por ejemplo el de las molduras.
2. Aparición de defectos estéticos (rechupes, líneas de unión...).
3. Dificultad y encarecimiento del proceso de pintado.
4. Debilitación de la pieza en la prueba Crash-test.

MATERIA PRIMA

El mejor material para los mejores paragolpes

El paragolpes es una pieza fundamental en un automóvil por varios motivos. El primero de ellos es que se trata del primer elemento de seguridad pasiva de un vehículo, es decir, es en la mayoría de las ocasiones el primero que en caso de accidente entra en contacto con el cuerpo contra el que se colisiona.

Por ello, es de suma importancia que el paragolpes del coche cumpla rigurosamente con los requisitos que mantengan las propiedades de resistencia y flexibilidad equivalentes a las de la pieza de origen.

Además de la seguridad, el uso de la materia prima adecuada también es clave para prevenir la rotura de los componentes de fijación y para evitar un envejecimiento prematuro a causa de las bajas temperaturas o el envejecimiento solar.



Detalle de la Materia Prima: Polipropileno


Finalmente, un material inapropiado puede dar como resultado un color distinto al del paragolpes original cuando se trata de una pieza sin imprimación, y puede presentar asimismo restos de siliconas desmoldeantes que dificulten la adherencia de la imprimación y posterior pintura de acabado. Se trata, en definitiva, de inconvenientes cuyas consecuencias más evidentes son una menor satisfacción del cliente y una mayor carga de trabajo para el taller, que ve reducida notablemente la rentabilidad de sus reparaciones.

Por todos estos motivos, para la fabricación de nuestros paragolpes utilizamos una variedad de polipropileno desarrollada específicamente para este tipo de aplicaciones. Gracias a ello, superamos todos los tests realizados por Centro Zaragoza para la certificación de nuestros productos. Estas pruebas son garantía de calidad para el taller de chapa y pintura, que se asegura con los paragolpes Phira una alta satisfacción de sus clientes a medio y largo plazo.

INYECCIÓN

El resultado de la inyección viene determinado por la calidad del utillaje y el propio proceso de transformación. En el caso del utillaje, todo lo relacionado con el molde tiene influencia en el acabado de la pieza, desde los aceros utilizados hasta su diseño mecánico, pasando por el ajuste, pulidos, normalizados...


Por lo que a la transformación se refiere, la limpieza del husillo, la temperatura del material, el ciclo de producción, la compactación, etc., son factores que controlamos directamente para determinar el aspecto final de la pieza.


El departamento técnico de Phira supervisa tanto la construcción de los utillajes como la posterior transformación de las piezas, y nuestros proveedores son seleccionados y formados por nuestros propios técnicos a fin de garantizar la máxima calidad en la producción.



Con los moldes inyectados de Phira se pueden evitar los siguientes problemas:


Debido al diseño del molde:


• Marcas de correderas (moldes poco dimensionados y sin acuñar).
• Líneas de partición incorrectas (molde mal ajustado).
• Rebabas y agujeros tapados (aceros demasiado blandos).


Debido a la transformación: La reducción excesiva del tiempo de compactación para mejorar el ciclo de producción y reducir el consumo de materia prima puede provocar:


• Rechupes (especialmente en los extremos).
• Falta de material en zonas endebles.
• Peso inferior al de la pieza original.

IMPRIMACION

Adherencia de la pintura a toda prueba

El paragolpes es, con gran diferencia, la pieza más afectada en los incidentes que afectan a la carrocería de un vehículo. Desde un roce provocado al estacionar hasta un gran siniestro, el taller de chapa y pintura del automóvil sabe que de todo el trabajo que se esconde tras cualquier reparación, el usuario casi siempre atenderá sobre todo al acabado de la pintura.

Aunque el resultado final depende de muchos factores, a la hora de pintar un paragolpes nuevo todo tiene que empezar necesariamente por la base: una buena imprimación es fundamental.

En Phira desarrollamos nuestros paragolpes pensando en la máxima calidad de una forma integral, desde la elección de la materia prima y la precisión del diseño hasta finalizarlos con la mejor imprimación. De esta manera, el profesional de la pintura del automóvil se ahorra un paso fundamental del proceso, con la garantía de Phira y la tranquilidad de poder centrarse en la aplicación del tono de pintura y el barniz necesarios, sin preocuparse de nada más.



Para conseguir la mejor imprimación realizamos un riguroso control de los diversos procesos de aplicación de la misma, resultado de nuestra experiencia de más de 50 años fabricando paragolpes para el sector de la posventa multimarca:

• Flameado: aplicamos calor en la superficie de la pieza para modificar su estructura molecular, de forma que se abren los poros y se mejora la adherencia de la imprimación.
• Factor bicomponente: la composición del material de la imprimación proporciona una resistencia óptima a los disolventes utilizados para limpiar el paragolpes antes de pintar, así como la adherencia necesaria entre la propia imprimación y la pintura de acabado.
• Gramaje: aplicamos una capa de imprimación con el grosor adecuado para resistir el lijado de preparación del paragolpes que realiza el taller.


Cuando el pintor finaliza su trabajo, la pintura se mantiene perfectamente adherida al material, tal y como se muestra en el vídeo, donde uno de nuestros paragolpes supera sin problemas la prueba de rayado y posterior lavado con agua a presión.

Estos son los detalles que marcan la diferencia de los paragolpes de Phira y que nos permiten superar los exigentes controles para obtener la certificación de calidad de Centro Zaragoza.